4 formas de multiplicar tu influencia - Dare 2 Share en Español
AYUDAR A LOS LÍDERES DE JÓVENES A EMPODERAR ESTUDIANTES A ALCANZAR SU MUNDO.
AYUDAR A LOS LIDERES JOVENES A EMPODERAR ESTUDIANTES A ALCANZAR SU MUNDO.

4 formas de multiplicar tu influencia

by

Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Sabes cuál fue una de las declaraciones más radicales que Jesús les hizo a sus discípulos? Lo sé, hay muchas cosas que podrían estar en la lista: toma tu cruz y sígueme; los primeros serán los últimos y los últimos los primeros; si quieres ser mi discípulo, debes odiar a tu padre y a tu madre, a tu esposa e hijos, ya tus hermanos y hermanas.

No es de extrañar que los discípulos dijeran una vez: “Esto es muy difícil de entender. ¿Quién puede aceptarlo” (Juan 6:60)? Jesús no era tu líder típico. Muchas veces rechazó a las multitudes, dijo cosas escandalosas y fue en contra del liderazgo establecido. Pero incluso con todas esas enseñanzas en su haber, todavía hubo una declaración que hizo Jesús que fue tan radical e inverosímil que muchas veces la ignoramos por completo. Mateo 28:19 dice:

“Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo…”

¡INTENTA ESTO! ❯

En su próxima reunión de jóvenes, repase el acróstico de C.R.I.S.T.O. durante su invitación final para seguir a Cristo.

La Gran Comisión o La Causa, como nos gusta llamarla en Dare 2 Share, toma todas las declaraciones locas, extravagantes y atípicas que Jesús dijo y las transforma en una orden a sus discípulos a hacerlas tangibles en la forma de nuevos en creyentes. Algunos han tratado La Causa como una sugerencia o una reliquia del pasado de la que solo los apóstoles tenían que preocuparse. Pero si desea desarrollar un Ministerio que Avanza el Evangelio donde los líderes acepten y modelen completamente el avance del evangelio, entonces necesitas multiplicar tu influencia a través de La Causa de Cristo. Aquí hay cuatro maneras de multiplicar tu influencia.

1. Entiende quién está siendo multiplicado

Como líder, estás tratando de crear una multiplicación, pero no cualquier tipo de multiplicación; te estás tratando de multiplicar tú mismo. Todos en tu ministerio te ven como el ejemplo. No hay forma de escapar al ojo vigilante cuando uno está en una posición de liderazgo. Asegúrate de vivir una vida que valga la pena seguir, y asegúrate de que está reclutando a los líderes correctos que también estén modelando esto. Recuerda, cuanto más cerca estés de Dios, más te parecerás a Él y, en consecuencia, más se parecerán a Él tus jóvenes y líderes.

2. Explica LA Causa

Cambiar la forma en que alguien ve el mundo requiere un líder que ayude a guiarlos. Si deseas que La Causa salga al mundo, debes capacitar a tus jóvenes y líderes para que comprendan la importancia de La Causa y por qué vale la pena compartirla. Tómate tu tiempo para explicar el mensaje del evangelio y nunca asumas que ellos entienden completamente el evangelio. No te preocupes, te tenemos cubierto: intenta usar nuestro simple y fácil de recordar acróstico, C.R.I.S.T.O., para ayudar a todos en tu ministerio a comprender y compartir el evangelio.

Cambiar la forma en que alguien ve el mundo requiere un líder que ayude a guiarlos. Clic para tuitear

3. Repiensa cómo llegar a las personas

A menudo, como líderes del ministerio, se nos enseña y anima individualmente a alcanzar a todos. Si bien el evangelismo generalizado siempre debe ser una prioridad alta, es humanamente imposible llegar a todos por sí mismo. Si Cristo no pudo hacerlo, ¿cómo podríamos nosotros? Jesús entendió que al reproducirse a sí mismo a través de la formación de discípulos, los creyentes empoderados por el Espíritu Santo no “salpicarían” para el Reino de Dios, sino que causarían “marejadas”. Por eso dijo: “…el que cree en mí las obras que yo hago también él las hará, y aun las hará mayores, porque yo vuelvo al Padre.” (Juan 14:12a).

Muestrales a tus líderes, por lo tanto, cómo orar, y luego oren juntos. Demuestra cómo es la bondad y el servicio, y luego sirvan juntos. Y a medida que desarrolles y capacites a los que te siguen, proclamen juntos La Causa de Cristo a las personas dentro de su esfera de influencia. Si inviertes tiempo en orar y en hacer discípulos, empoderarás a la iglesia para alcanzar a todos.

4. La regla del 10%

Mientras tratas de convertirte en un Ministerio que Avanza el Evangelio, piensa en la regla del 10%. La regla del 10% ha demostrado científicamente que cuando el 10% de una población tiene un compromiso inquebrantable con una creencia al 100%, eventualmente la mayoría de la población aceptará su creencia.

Para bien o para mal, la regla del 10% ha demostrado ser efectiva en la historia. Una y otra vez, los grupos comprometidos y marginados eventualmente influyen el consenso común. Esto sucedió en Alemania con el régimen nazi, en Estados Unidos con el movimiento por los derechos civiles y dentro de los primeros cuatro siglos de la iglesia naciente. Las personas comprometidas al 100% tienen el poder de cambiar el mundo. Por lo tanto, esforcémonos por cambiar el mundo haciendo que los estudiantes se comprometan al 100% a seguir a Cristo.

Únete a la Causa radical a la que Jesús envió a Sus discípulos. Se el líder que avanza el evangelio que reconoce que no se trata de llegar a todos por sí mismo, sino de trabajar en equipo para cambiar el mundo en el que vivimos a través del poder del evangelio.

related articles

free youth ministry resources

Free youth ministry curriculum, books, evangelism training, ebooks, videos, and more! Download your free resources now and grow your youth ministry.

Start building a Gospel Advancing ministry.

Get weekly tips and training.