¿Eres el jugador Estrella o el Entrenador? - Dare 2 Share en Español
AYUDAR A LOS LÍDERES DE JÓVENES A EMPODERAR ESTUDIANTES A ALCANZAR SU MUNDO.
AYUDAR A LOS LIDERES JOVENES A EMPODERAR ESTUDIANTES A ALCANZAR SU MUNDO.

¿Eres el jugador Estrella o el Entrenador?

by

Facebook
Twitter
LinkedIn

Muchos de nosotros venimos a la evangelización del ministerio juvenil con una mentalidad de invitación. Nos hemos dedicado a animar a nuestros estudiantes a invitar a sus amigos a un grupo de jóvenes para que los no alcanzados puedan escuchar a un adulto hablarles de Jesús. En este modelo de evangelismo por invitación, cuando los que no asisten a la iglesia se presentan en nuestras reuniones semanales o en actividades de divulgación organizadas, muchos de nosotros nos vemos a nosotros mismos como el jugador “estrella” que está allí para ejecutar la jugada final y poner el punto de la conversión.

Entrando en el papel del entrenador

Ahora, no me malinterpreten, creo que es sumamente importante que compartamos el evangelio cada semana en las reuniones de nuestro grupo de jóvenes y que nos regocijemos por cada alma que se presenta a Jesús a través de nuestras reuniones. Pero estoy convencido de que veríamos aún más frutos de nuestros esfuerzos de evangelización si cambiáramos nuestra perspectiva de ser el jugador “estrella” que está listo para la jugada final y en cambio empezáramos a vernos a nosotros mismos como el entrenador del equipo.

El trabajo del entrenador es entrenar y equipar a los miembros individuales del equipo con las habilidades que necesitan para salir de la banca y entrar al juego ellos mismos. El trabajo del entrenador es explicar la estrategia, refinar los conjuntos de habilidades y técnicas y motivar al equipo a dar lo mejor de sí en el juego.

Cultivando una mentalidad de evangelismo

El evangelismo no puede ser solo un tema curricular ocasional que repasamos una o dos veces al año, o incluso una reunión de alcance trimestral que organizamos con todas las campanas y silbatos. Tiene que ser una mentalidad que estamos cultivando durante todo el año en nuestros estudiantes mientras los entrenamos semana tras semana para que puedan salir de la banca y participar en el juego. Efesios 4:11-13 describe el trabajo del maestro de esta manera:

El fue quien constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros pastores y maestros, a fin de preparar al pueblo de Dios para la obra del servicio, a fin de que el cuerpo de Cristo sea edificado hasta que todos alcancen la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios y maduren, alcanzando toda la medida de la plenitud de Cristo.

¿No sería increíble si fueran nuestros jóvenes quienes iniciaran conversaciones espirituales y compartieran su fe uno a uno con sus amigos? Cuando otro joven se acerca a ellos estresado por las calificaciones o herido porque alguien los apuñaló por la espalda, ¿qué mejor manera para que nuestros jóvenes aborden la angustia y hablen sobre la fortaleza y el consuelo que han encontrado al tener una relación personal con Dios? O imagina el impacto si llevaran a Jesús a la conversación con sus amigos que buscan dirección o propósito en la vida.

Entrenando y equipando a los jóvenes para hacer el trabajo de evangelización.

¿Estás entrenando y equipando a los jóvenes en tu cuidado espiritual para hacer el trabajo de evangelismo? ¿O te estás comportando más como el jugador estrella que como el entrenador?

No tienes que ser dotado o “un experto” en evangelismo para entrenar a tu equipo. Pero debes liderar el camino con tu propio ejemplo, tratando de compartir personalmente tu fe con los demás y dejando que tus jóvenes participen de tus esfuerzos, compartiendo con ellos tanto los éxitos como los fracasos que estás experimentando al compartir tu fe. El ejemplo de tu propia vida, junto con tus esfuerzos intencionales para entrenar a tus jóvenes con respecto a los elementos básicos para compartir el evangelio, ayudará a tus estudiantes a desarrollar un corazón por los perdidos y una capacidad de por vida para compartir su fe con sus amigos.

related articles

free youth ministry resources

Free youth ministry curriculum, books, evangelism training, ebooks, videos, and more! Download your free resources now and grow your youth ministry.

Start building a Gospel Advancing ministry.

Get weekly tips and training.