3 preguntas que todo líder debe hacer y responder - Dare 2 Share en Español
AYUDAR A LOS LÍDERES DE JÓVENES A EMPODERAR ESTUDIANTES A ALCANZAR SU MUNDO.
AYUDAR A LOS LIDERES JOVENES A EMPODERAR ESTUDIANTES A ALCANZAR SU MUNDO.

3 preguntas que todo líder debe hacer y responder

by

Facebook
Twitter
LinkedIn

¿Alguna vez has ido a una tienda emocionado por comprar algo? Tal vez estas buscando un libro nuevo para leer o quieres una bebida especial de su cafetería favorita. Te acercas al mostrador con confianza con una sonrisa de una milla de ancho, pero no hay nadie presente. Miras a tu alrededor y ves a un empleado en la esquina mirando su teléfono como un zombi babeante. Pasan unos segundos y no estás seguro qué debes hacer, él todavía no se ha fijado en ti. Entonces, decides dar a conocer tu presencia sutilmente haciendo un ruido rítmico en el mostrador. El empleado presta atención y se acerca con una expresión mediocre, con el teléfono aún en la mano. La emoción en tu rostro pronto se disuelve cuando te das cuenta de que todavía está terminando un mensaje de texto. Intentas apelar al mejor lado de su naturaleza y sonreírle antes de hacer tu pedido. Esto no tiene ningún efecto. Te vas sintiendo frustrado, dándote cuenta de que acabas de pagar por una experiencia muy por debajo de tus expectativas.

¡INTENTA ESTO! ❯

Desafía a tus líderes adultos a hablar con un estudiante diferente cada semana.

A nadie le gusta que lo traten mal. Cada vez que entras en una tienda o pagas por un servicio, esperas que te traten bien. No querrás encontrarte con alguien que no tenga interés en ti como cliente o en el trabajo para el que fue contratado.

De manera similar, tu Ministerio que Avanza el Evangelio debe emular una pasión profunda por los estudiantes y La Causa de Cristo. Los jóvenes en tu ministerio merecen líderes que estén entregados al ministerio juvenil. Pero si tu o tus voluntarios adultos son como el tipo distraído detrás del mostrador, entonces, tal vez incluso sin darse cuenta, les está brindando una experiencia muy por debajo de sus expectativas.

Aquí hay tres preguntas que todo líder debe hacer y responder para determinar si su corazón está en el lugar correcto para guiar con éxito a sus jóvenes.

  1. 1. ¿Amas a Jesús?

Lo primero es lo primero, ¿tú y tus adultos voluntarios aman a Jesús? Esta es la pregunta más importante que debe responderse, porque es a través de Cristo que fluyen todas las cosas buenas (Santiago 1:17). Sin Cristo, el ministerio juvenil está completamente paralizado. Piénsalo de esta manera: Dios es el autor del amor, la paz, la paciencia, la bondad y la alegría, y sin Él, ninguna de estas cualidades existiría. Una vida vivida con Dios produce la plenitud de cada cualidad. Si alguien en el ministerio no está enamorado de Jesús, entonces estas cualidades, que a menudo se llaman el fruto del Espíritu, no se exhibirán en su forma más pura.

De alguna manera, esta pregunta también te pregunta si crees en el poder del evangelio. Pablo, cuando escribió a la iglesia de Corinto, dijo: “Y, si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación no sirve para nada, como tampoco la fe de ustedes.” (1 Corintios 15:14). Los líderes juveniles necesitan estar encendidos por la verdad del evangelio. Un ministerio juvenil marcado por la falta de amor y fe en Cristo y su mensaje está destinado al fracaso. Asegúrate de rodear a tus jóvenes de líderes que estén totalmente convencidos de la verdad del cristianismo.

  1. 2. ¿Me amas?

Si amas a Jesús, entonces amarás La Causa a la que Él ha llamado a Sus creyentes. Los estudiantes quieren que te preocupes por el cristianismo, eres cristiano antes de todo, pero también quieren que te preocupes por ellos. Hay una desconexión cuando los jóvenes escuchan a los líderes hablar sobre el amor y el compañerismo, pero personalmente pasan desapercibidos. Asegúrese de alentar a los voluntarios a ser intencionales acerca de cómo pasan su tiempo con los jóvenes.

Amar a los estudiantes en tu ministerio significa descubrir maneras de servirles mejor. Trate de establecer metas para que tus líderes adultos mejoren sus relaciones con los jóvenes. Una forma de hacerlo es desafiar a los adultos a hablar con un estudiante diferente cada semana. Recuerda, siempre quieren evitar la tentación de ponerse al día con un compañero líder adulto durante el ministerio juvenil. Asegúrese de que los lugares de reunión con adultos estén reservados para antes o después del servicio cuando los jóvenes no estén presentes. Esto ayudará a los estudiantes a experimentar el amor del equipo de líderes.

Los estudiantes quieren que te preocupes por el cristianismo, pero también quieren que te preocupes por ellos. Clic para tuitear
  1. 3. ¿Eres autentico?

Si hay algo peor que alguien que te trata mal en una tienda, es un empleado que no compraría lo que está vendiendo. A nadie le gusta ir a un restaurante a pedir comida cuando el camarero está horrorizado por todo lo que hay en el menú. De manera similar, si los jóvenes piensan que tu o tus líderes adultos realmente no viven sus convicciones cristianas, entonces no les importará la hipocresía que sale de labios para afuera sobre la creencia cristiana.

Los jóvenes quieren saber si realmente crees en el cristianismo y si estás viviendo una vida auténtica. Asegúrese de comunicar la necesidad de autenticidad dentro de su liderazgo. A veces, los líderes pueden ser tímidos a la hora de compartir sus propias experiencias y luchas de vida. Pueden pensar que toda la conversación debe dejarse en manos del pastor de jóvenes, pero su mejor contribución es modelar y articular visiblemente su jornada de fe personal. Cuando los estudiantes ven al liderazgo de acuerdo sobre la fe cristiana y viviendo vidas auténticas, entonces el evangelio se vuelve contagioso. Los adolescentes comenzarán a hacer preguntas porque la fe que verán modelada será muy diferente del mundo secular en el que se encuentran los adolescentes. Una forma de promover la autenticidad es integrando EL Círculo de Causa dentro de su ministerio juvenil. Esto dará tiempo cada semana para que los estudiantes y líderes hablen sobre cómo están orando, cuidando y compartiendo con sus amigos. (Si necesita ayuda para que tus adultos vean el valor de un Ministerio que Avanza el Evangelio, consulta 4 pasos hacia la aceptación de los adultos).

Así que haz y responde estas preguntas personalmente y haz que tus líderes adultos hagan lo mismo. Todos necesitamos reevaluar de vez en cuando si nuestros esfuerzos ministeriales están fluyendo de estos tres elementos fundamentales: amar a Jesús, amar a los jóvenes y vivir una vida cristiana auténtica.

related articles

free youth ministry resources

Free youth ministry curriculum, books, evangelism training, ebooks, videos, and more! Download your free resources now and grow your youth ministry.

Start building a Gospel Advancing ministry.

Get weekly tips and training.